¿Quién dijo que emprender era fácil?




Hace unos días estaba iniciando sesión de Coaching empresarial con un dueño de un negocio que tiene más de 40 años que inicio su padre, estábamos platicando de los retos que aún se viven en su negocio y varios de ellos son financieros.


Hizo un respiro profundo y dijo: “Coach, que difícil es ser empresario”.


Para quienes ya están experimentando esta forma de vida podrán compartir que se requiere de una “piel” especial para poder ocupar el puesto de Dueño de Negocios donde hay que aprender a mantener la mente fría y el corazón latiendo tranquilamente mientras hay que pagar los sueldos de los empleados, mientras que los clientes no siempre pagan a tiempo, o tomar decisiones para pagar a los proveedores, mientras que las empresas grandes que son tus clientes han decidido unilateralmente pagarte en 60, 90, 120 o hasta 180 días. Claro, que esto es adicional a las tareas operativas de cada día que se realizan para poder entregar una orden bien hecha, en tiempo y forma.


¿Quién dijo que emprender era fácil?

Todos los emprendedores y dueños de negocios pasan por retos importantes al estar corriendo sus proyectos empresariales. Pasan muchas situaciones simultáneas que requieren controlarse, una gran cantidad de decisiones que se toman, unas de operación otras de estrategia, dirigir adecuadamente al personal y mantener un control mental y emocional en todo tiempo y momento. ¿lo has intentado? ¿Cómo te ha ido? ¿Cómo has hecho para lograr tus metas y objetivos?


Y si hablamos de lo que significa emprender cuando eres el primer loco en hacer algo asi en tu familia porque antes de ti todos los demás desde tus padres, hermanos, primos habían sido colaboradores en una empresa recibiendo un sueldo fijo y sin tener que invertir su patrimonio en esas empresas. ¿Qué tal ser el primero? ¿los tuyos te entienden o salen a buscarte un trabajo cuando las cosas se ponen difíciles y ven que no estas generando ingresos? ¿A caso no tienes la sensación de que no entienden lo que haces?.


Cuando vienes de una familia de emprendedores hay muchas ventajas pues en primer lugar sirve de escuela donde aprendes a vivir bajo las circunstancias de un emprendedor, si todo sale bien conoces el éxito de primera mano y puedes tener acceso a esos detalles que ayudaron a conseguirlo y si tienes mucha suerte o una gran red de apoyo podrás tener inversionistas a tu alcance quienes estén dispuestos a poner su dinero en tu proyecto y correr esos riesgos contigo.


¿En cuál de estas situaciones te has encontrado?

¿Ha sido fácil o difícil lograr el éxito en tus emprendimientos?



Cuéntame cómo ha sido tu experiencia